Estilo Mikosih

Hola! Antes de nada me gustaría darte la bienvenida a un rinconcito de mi donde confluyen el amor, la inocencia y la irreverencia. Amor, por el cariño que deposito en cada pieza que realizo. Inocencia, porque me siento como la niña que fui cuando jugaba a hacerle vestidos a mis muñecas usando los retales que encontraba por casa. E irreverencia, porque me gusta pensar que escapo de lo preestablecido, del ya y el ahora y sé que cada pieza tiene que ser creada con tiempo, delicadeza y dedicación.

Hola! Antes de nada me gustaría darte la bienvenida a un rinconcito de mi donde confluyen el amor, la inocencia y la irreverencia. Amor, por el cariño que deposito en cada pieza que realizo. Inocencia, porque me siento como la niña que fui cuando jugaba a hacerle vestidos a mis muñecas usando los retales que encontraba por casa. Y irreverencia, porque me gusta pensar que escapo de lo preestablecido, del ya y el ahora y sé que cada pieza tiene que ser creada con tiempo, delicadeza y dedicación.

@MIKOSIH es #detalle, #cariño, #delicadeza, #proximidad, #aprendizaje, #artesanía.

Soy Elena, una mamá emprendedora que en el año 2014 comienza a viajar por el universo del complemento. Fue algo fortuito, pues todo surge de ser invitada a una boda y no encontrar en el mercado ningún tocado que colmara mis expectativas ni que me hiciese sentir cómoda conmigo misma. Así que decidí investigar y confeccionármelo yo misma. A raíz de ahí, me fueron pidiendo familiares y amigas, lo que provocó que comenzara a tomármelo más en serio, así que decidí formarme en varias técnicas.

El concepto MIKOSIH se gesta en el año 2017 con el nacimiento de mi hijo, al que le llamo de manera cariñosa «mi cosi». Como me gusta ser mamá y como creo que un niño necesita a sus padres, emprendo un modelo conciliador con un pequeño taller en mi hogar, con el que puedo dar rienda suelta a Mikosih, y a la vez, cuidar de Román.

Una persona… un momento… un complemento

Como ya sabes, la dificultad de conseguir un tocado de calidad con el que me sintiese identificada, es la semilla de MIKOSIH. Es por esto, que huyo del mercado industrializado, de baja calidad y completamente impersonal. Entiendo al complemento como un objeto que no sólo tiene que ser puramente decorativo, sino que, incluso con mayor importancia, debe de potenciar y enfatizar las virtudes de la persona que lo lleva o mismo servir como expresión externa de su personalidad. Cada pieza está hecha con mucho cariño, cuidando los detalles con esmero y esperando que cuando lleves un complemento MIKOSIH, te sientas si cabe, un poquito más especial de lo que ya eres.

Ahora que ya me conoces un poco más, te invito a que compartas este viaje conmigo y deposites en mi tu confianza. Muchas gracias de antemano y bienvenida!